• Inicio
  • Noticias
  • El ITMA busca nuevos usos para el material plástico espumado de las cajas de pescado

El ITMA busca nuevos usos para el material plástico espumado de las cajas de pescado

El centro de investigación de materiales colabora en la expansión de una empresa de envasado asturiana

 

 

 

El centro de investigación de materiales (ITMA) y la empresa Poliestirenos Asturianos (Poliastur) colaboran en el desarrollo de nuevos usos para el material plástico espumado que la compañía de Coaña fabrica y comercializa, principalmente, entre las cofradías de pescadores. El proyecto consiste en que Poliastur amplíe su cartera de clientes a través de la Innovación y el Desarrollo (I+D). Es decir, el ITMA y Poliastur trabajan conjuntamente para que el poliestireno expandido se aplique a más sectores que el agroalimentario.

Más de la mitad de la producción de Poliastur se destina a las lonjas de pescado de la costa cantábrica. La compañía de Coaña cuenta con una veintena de empleados. Se trata de una empresa en expansión en el sector de "packaging" (empaquetado). Poliastur busca nuevos usos para su producto principal.

El ITMA se encarga de realizar pruebas sobre el índice de conductividad del material, esto es, sobre la cantidad de poliestireno que se debe aplicar a cada uso comercial. Las pruebas que va a desarrollar el centro de investigación de materiales son pioneras en España y, según los técnicos del ITMA, aportarán datos sobre el conocimiento de los envases, de tal forma que el cliente podrá elegir la mejor opción.

La cooperación entre el ITMA y Poliastur se produce a través del programa regional "Cheque Tecnológico" puesto en marcha por el Instituto de Desarrollo Tecnológico del Principado de Asturias (IDEPA). Esta cooperacioón permitirá acceder a un conocimiento exhaustivo de las propiedades del poliestireno.

En Asturias apenas existen empresas dedicadas a la producción de material plástico espumado, mientras que en el resto de España se utiliza para diferentes ámbitos: el empaquetado de queso, de frutas, masas de pan, pizzas e incluso tortillas. Las características del poliestireno expandido hacen que no se pudra ni se enmohezca, lo que lo convierte en un material idóneo para el envasado agroalimentario, pero también es importante en el sector de la construcción porque fuciona como aislante en viviendas y se utiliza en cámaras frigoríficas, estudios de ensayo, en planchas moldeadas, bovedilla o a granel.
  

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies de este sitio.
EU Cookie Directive Module Information