• Inicio
  • Noticias
  • El Centro del Acero lidera un proyecto de la UE para abaratar las placas fotovoltaicas

El Centro del Acero lidera un proyecto de la UE para abaratar las placas fotovoltaicas

Recibe 1,3 millones de euros del Programa de Investigación de Acero y Carbón de la UE para sustituir acero de "grado solar" por acero común

Lograr que el soporte para las placas fotovoltaicas de capa fina sea un acero común en vez de los actuales aceros inoxidables ferríticos de 'grado solar', con el consiguiente abaratamiento de las placas, es el objetivo principal del proyecto europeo de I+D+i que se pone en marcha en la sede avilesina del ITMA y en el que participan junto a los investigadores asturianos otros cinco socios de Alemania, el Reino Unido e Italia, además de la empresa española Abengoa Solar New Technologies. Los otros cinco socios que participan junto a los investigadores de ITMA son el MK Metalfolien GmbH (Alemania), la Universidad de Bangor (Reino Unido), el Centro Sviluppo Materiali (Italia), la Universidad de Swansea (Reino Unido) y los españoles de Abengoa Solar New Technologies.

El proyecto europeo liderado por los equipos de investigación de ITMA 'Sustainable Steels for Direct Deposition of Photovoltaic Solar Cells (SteelPV)' tendrá una duración de tres años y cuenta con un presupuesto de más de 2,2 millones de euros, de los que algo más de 1,3 millones proceden de financiación de la Unión Europea a través del Programa Fondo para la Investigación del Carbón y el Acero (RFCS).

El objetivo es desarrollar recubrimientos que permitan compatibilizar aceros de bajo coste con células fotovoltaicas de capa fina, ya que pese a que el acero presenta muchas ventajas como substrato para células solares fotovoltaicas, tanto físicas, como su resistencia mecánica o su maleabilidad, como de coste teórico, hasta ahora se utiliza de forma marginal, ya que solo pueden emplearse aceros inoxidables ferríticos, conocidos como de 'grado solar'. Estos aceros precisan una preparación superficial exhaustiva, realizada mediante procesos de pulidos sucesivos, tanto mecánicos como electrolíticos. De este modo se obtiene una rugosidad superficial mínima, cercana al brillo espejo, que encarece el coste final.

Por tanto, para que un acero inoxidable de 'grado solar' pueda ser económicamente viable como substrato de una célula fotovoltaica, deben emplearse espesores extremadamente finos, en torno a las 100 micras. Esto limita la aplicación de dichos productos, células fotovoltaicas flexibles, al recubrimiento de estructuras preexistentes.

Aplicación al mercado
El proyecto SteelPV propone la ejecución de células fotovoltaicas sobre aceros más rugosos que serán acondicionados mediante la aplicación de un recubrimiento, o capa intermedia de bajo coste, que proporcione compatibilidad con las células fotovoltaicas.

Esta investigación abarataría el coste del acero para aplicación solar, al no precisar el acero inoxidable, y posibilitaría en segundo lugar el uso de láminas de mayor espesor, lo que abriría un nuevo mercado de aplicación directa de la energía fotovoltaica integrada, bien sea en revestimientos en acero de edificios o en las propias infraestructuras metálicas. El proyecto SteelPV abre la vía al abaratamiento de los productos de fotovoltaica sobre este metal, posicionándolos para convertirse en una alternativa comercial.

La idea es, también, emplear tecnologías variadas para la deposición de la capa de recubrimiento, de forma que sean fácilmente integrables en una línea industrial en continuo. De esta forma, los socios del proyecto, a su finalización, y los fabricantes de acero y de células fotovoltaicas dispondrán de un catálogo de nuevas tecnologías y productos listos para su comercialización.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies de este sitio.
EU Cookie Directive Module Information